LÍNEAS TELÚRICAS Y CHACRAS DE LA TIERRA

EL TOR Y LA LÍNEA DEL DRAGÓN O SAN MIGUEL

  En 1969, John Mitchell descubre la Linea ley más famosa del mundo, partiendo desde el Monte St Michael, punta de Cornuelles, atraviesa Inglaterra, desde el punto más occidental hasta su punto más oriental, Norfolk, frontera Suffolk, pasando por el Otero de Glastonbury Tor (iglesia de S. Miquel), y las Piedras de Avebury (centro energético de la línea), a través de San Miguel o San Jorge (santos matadores del dragón).

           La línea sigue el camino del sol el 8 de mayo (fiesta de la primavera de San Miguel), pasando por la colina Barrow Burrow, supuestamente artificial, a 10 millas al Oeste de Glastonbury, con la iglesia de St. Michael (Tor) en su cumbre, de mayor tamaño que la colina Silbury, continúando al N hacia Arbor Baja ( a 2° N , 1° E de Glastonbury) hasta Bury St. Edmundo, Gran parte de la Ley de S Miguel atraviesa la calle Ickneild, antigua vía romana, el cruce E a SW de Inglaterra, se inicia en Norfolk y termina en Land’s End.

        Para Hamish Miller se trata del entrelazamiento de dos líneas; la de San Miguel y la de Sta. MarÍa.          

La Ley S. Miguel o corredor de la incidencia forma la hipotenusa de un gran triángulo rectángulo que define los lugares más sagrados en Inglaterra.

            En cada era el espíritu Templario aparece tres  veces, cada 750 años, cada tres revoluciones de Plutón.  Apareció el siglo XX-XXI, anterioridad el S XIII-XIV, siempre con la misión de guiar al hombre en los caminos de consciencia personal y colectiva.

          En estos lugares sagrados la vibración es alta, a nivel de consciencia y de experiencia espiritual personal.

         Los templarios conocían y usaban esta red de redes, luz interconectada para elevar la consciencia colectiva, líneas energéticas donde inyectarían intención y proyección de ideales (sustancia y mente).

      Cuando la columna (Prana, Chi,..) desciende en el acto de sanación, las energías de cruces Ley en la que se hallan, vienen con el acto de “sanación espiritual” desde el punto terminal tridimensional (horizontal en el plano y vertical arriba y abajo), resultando una manera de llevar conscientemente nuestro camino a la consciencia personal y colectiva, inyectando espíritu a la materia.

       Cada cual tenemos misión y ritmo en la vida, al “despertar” en el tránsito por nuestra existencia y descubrir nuestra función. Los videntes describen a esta columna de luz espiritual, como un haz de luz de diferentes colores.

En la tradición a San Miguel se le identifica a veces con Mercurio, el mensajero divino; otras con Belinus; otras con Pan cristianizado: cuando el ángel caído, se compara con Dios, San Miguel proclama ¿Quién como Dios?” del que deriva su nombre Mi-Ka-El; anteriormente se le atribuía un carácter solar en los acontecimientos del calendario.

             En el Apocalipsis de S. Juan, San Miguel y sus huestes luchan con la serpiente a la que destruyen “cuando un dragón de siete cabezas coronadas cuernos y cola acabó con las estrellas, y amenazaba a la virgen María y a su hijo recién nacido”

          En Francia, S Miguel batalló en el Monte Dol en Bretaña. En Inglaterra, libró la batalla en Cerro Dragon.  

Once círculos, conectan muchas líneas telúricas cubriendo toda la Tierra. Desde la línea San Miguel y Glastonbury, parte una red mundial que conecta lugares sagrados: Zagorsk (Rusia) – Lago Titicaca (Viracocha) – la Mecca (Arabia Saudí) – Delphos (Grecia) – Fátima (Portugal) – Bali Indonesia) – Monte Kailash (Tibet) – Tiahuanaca (Bolivia).

LOS CHACRAS DE LA TIERRA

La Tierra es un ser vivo con su propia creatividad, voluntad evolutiva y sus propios métodos para promulgar ese propósito. Si contemplamos la naturaleza, descubrimos que el diseño y la innovación – el arquitecto y el inventor – están trabajando. ¿Cuál es la meta de este esfuerzo? Sola, entre los planetas del sistema solar, la Tierra es la matriz para la vida. ¿Cuál es el potencial máximo para la vida? La verdadera voluntad de la Tierra es encontrar las soluciones para esta pregunta y comunicar estos resultados a otros laboratorios de vida a lo largo del universo.

Antes de proseguir más adelante, debemos tratar un tema importante: ¿crees que la Tierra está viva? Si es así, ¿es esto bueno? Leones y tigres y osos… ¿realmente queremos introducir otra especie? Los humanos han buscado dominar y controlar a todas las otras especies. ¿Por qué no pueden liberar a la Tierra? Horror de los horrores – ¿qué pasa si la Tierra no puede ser controlada ni favorece a la raza humana por encima de las demás especies? Algunas personas temen a la muerte; otras temen a la vida. ¿Y si los experimentos de la tierra en el laboratorio de la vida no han sido completados aún?

La confianza es el fundamento o el pre-requisito para la comunicación. ¿Tiene la Tierra alguna buena razón para confiar en ti? Si es así, entonces es posible aprender el arte de escuchar a la Tierra. La Tierra no tiene miedo: no tiene secretos. Pero el enigma de la vida permanece… Escucha la palabra de la Tierra y desvela el misterio de la vida. Confía en la Tierra. Armoniza tu propio propósito individual con la voluntad de la Tierra. Cuando la confianza sea mutua entre ti y la Tierra, entonces la comunicación se convierte en reveladora en su poder – El que Abre el Camino retira todo obstáculo entre la situación actual y el Santo Grial. Encuentra el Grial y entenderás el propósito de la Tierra

¿Cómo comunica la Tierra su información a otras especies? Si estudiamos la estructura de vida del mundo como un organismo, entonces sabremos donde y cuando escuchar. Se necesita energía para transmitir información. Las mayores concentraciones de energía codificada con información emanan de los grandes Chakras Terrestres.

 ¿Dónde están los Chakras Terrestres?

En la fundación de la Tierra el trabajo con los Chakras Terrestres sigue el patrón de los siete Chakras. Comienza tu trabajo con estos siete que son los que están mejor definidos por sus centros geométricos. Aprende a dibujar los círculos completos de estos Chakras en un mapa de la Tierra con precisión. Una vez familiarizado con este sistema fundacional, hay otras estructuras dependientes que investigar. Aprende primero los cimientos, luego construye sobre ellos.

©     Los Siete Chakras Terrestres Cardinales

Número

Localización del Chakra

Primer

Monte Shasta, California, EEUU

Segundo

Lago Titicaca, Bolivia-Perú, América del Sur

Tercero

Uluru y Kata Tjuta, Territorio del Norte, Australia

Cuarto

Glastonbury y Shaftesbury, Inglaterra

Quinto

Gran Pirámide y Monte Sinaí, Egipto; Monte de los Olivos, Israel

Sexto

Chakra de activación de Era, móvil (actualmente estacionario)

Séptimo

Monte Kailash, Tíbet

Cuarto Chakra: Glastonbury y Shaftesbury.

Glastonbury, Somerset, y Shaftesbury, Dorset, definen el centro del Chakra del corazón de la Tierra. Para que la fuerza de una mayor vida pueda ser dirigida a su máximo efecto, el Grial de la Inmortalidad debe ser impregnado por la Vara de la Voluntad Verdadera. Glastonbury es el hogar del Santo Grial; y Shaftesbury es el alto lugar de la Sagrada Lanza del Propósito. Cuando las energías de la Tierra de Glastonbury unifican aquellas de Shaftesbury, entonces la arteria Ley de la Serpiente del Arco Iris es capaz de entregar las inmortalizantes frecuencias del Santo Grial a todos los seres de la Tierra.

El gran círculo de la Serpiente del Arco Iris viaja desde Uluru a Bali, al Monte Kailash, a Sergiev Posad (Zagorsk), luego cruza Dinamarca antes de entrar en Inglaterra cerca de Great  Yarmouth. Como este ancho río Ley cruza Inglaterra, recorre muchos famosos lugares sagrados, todos los cuales contribuyen al Chakra Planetario del Corazón. El Círculo de Piedras de Avebury y el Tor en Glastonbury son quizás los dos puntos de “acupuntura” más famosos de este corazón. Si te imaginas la arteria Ley teniendo un ancho, entonces Shaftesbury está cerca de su fondo sur, mientras Glastonbury está en su orilla norte.

Durante la Edad Media se decía que si el Abad de Glastonbury se casara con la Abadesa de Shaftesbury, sus hijos serían más ricos que el Rey de Inglaterra. Esto es un acertijo alquímico. Si unes los arquetipos de estas dos áreas, entonces el amor está unido a la voluntad de una forma que es revolucionaria. Para aquellos que estudian la Cábala, esta fórmula alquímica une Binah (Grial) con Chokmah (Vara). El Grial, dirigido por la Voluntad del espíritu de la Tierra, tiene el poder de disolver todas las fronteras entre naciones. Si el corazón de la Tierra se expande a su círculo completo, entonces – por todo el mundo – el dolor, sufrimiento y muerte física entre todas las especies se desvanecerá de la experiencia y la memoria.

La leyenda más famosa de Glastonbury nos cuenta la historia de José de Arimatea y del Santo Grial. Tras la Resurrección de Jesús, José trasladó el arquetipo de la Vida Eterna – el Grial – de Jerusalén a Glastonbury. Este acto ritual estableció el cimiento para el traslado eventual del móvil Sexto Chakra Terrestre del círculo de activación para la Era de Piscis, hace 2000 años, y la presente área de la Era de Acuario en Europa Occidental. Actualmente el movible Sexto Chakra coincide con el Chakra Planetario del Corazón.

Para mover las energías del plexo solar de la tierra al Cuarto Chakra, la dirección principal es desde Uluru-Kata Tjuta a Bali, al Monte Kailash (Séptimo Chakra), a Sergiev Posad en Rusia hasta Shaftesbury-Glastonbury. Como esta fuerza de la Serpiente del Arco Iris viaja alrededor del mundo, absorbe y entrega información en los diferentes lugares. Shaftesbury en particular, actúa para descodificar la información traída por la Serpiente del Arco Iris desde el Monte Kailash, Tíbet.

También es posible trasladar la fuerza del Tercer al Cuarto Chakra utilizando la dirección contraria en la Serpiente del Arco Iris – desde Uluru al Lago Titicaca, pasando por Azores hasta Cornwall y hasta Glastonbury-Shaftesbury. También un impulso dual simultáneo en ambas direcciones completaría un gran círculo mundial involucrando a los Chakras Terrestres Segundo, Tercero, Cuarto, Sexto y Séptimo

Sexto Chakra: El Centro de Activación de la Era, móvil

Este Chakra Terrestre, como los demás, tiene un centro geométrico y una circunferencia ideal expandida. La diferencia es que este “Tercer Ojo” se mueve una doceava parte del camino alrededor del planeta hacia el oeste, en el amanecer de cada nueva Era. Las grandes Eras son determinadas por una lenta revolución del eje de la Tierra. Los nombres dados a estas Eras son tomados de los doce signos del zodiaco. En la actualidad, hemos dejado  la Era de Piscis y entramos en la Era de Acuario. En algún momento tras 4000 AD, este cambio ocurrirá nuevamente cuando la Tierra entre en la Era de Capricornio.


Cuando el momento llega, el espíritu de la Tierra envía una señal invitando a todas las fuerzas interesadas a reunirse en una cierta área geográfica con el propósito de inaugurar una nueva era.  Cuando estas fuerzas se fusionan, el Sexto Chakra se establece a sí mismo, empieza a operar y se expande. Este Chakra permanece en su lugar durante 150 a 200 años – tiempo suficiente para que se instituyan los nuevos arquetipos de la Era – y luego se disuelve. Dos milenios se suceden y luego la llamada se lanza de nuevo para reunirse una doceava parte al oeste.

El propósito de esta actividad es destilar la sabiduría de vida sobre la Tierra reunida tras los siglos y luego usar estos frutos de sabiduría para abrir nuevas direcciones de la evolución de la Tierra. En cada gran Era, son enfatizados diferentes temas. La Compasión, por ejemplo, fue la Palabra clave en la previa Era de Piscis; la Inmortalidad Física es la Palabra de la nueva emergente Era de Acuario.


En el tiempo presente (1904 a 2084) el Sexto Chakra esta geográficamente unido con el Chakra del Corazón Terrestre en Europa Occidental. En términos de tiempo, la frecuencia de Acuario tendrá su mayor potencia en Abril y Mayo de 2008 AD. Fuerzas culturales por todo el mundo que se aceleran en este tiempo, alcanzarán su madurez total en 2065 AD.

En muchas regiones del mundo hay leyendas sobre Inmortales. A menudo, cuando estas historias imaginan un cuerpo colectivo de inmortales, se nombra una ciudad invisible. Ejemplos de esto son Pulaki (Bali), Shamballa (Mongolia), Avalon (Inglaterra) y la Iglesia del Primer Nacimiento (bíblico). Estas leyendas interpretan una verdad revolucionaria – la inmortalidad ha existido durante largo tiempo en la Tierra. A menudo, los inmortales siguen caminos muy individualistas y solitarios escondidos del mundo exterior. Entonces, cuando el espíritu de la Tierra cita a todas las fuerzas para el nacimiento de una nueva Era, muchos de estos inadaptados sociales hacen nuevas  contribuciones a la nueva área y sus nuevos temas. Esta coalición es temporal y, después de que la Era haya sido activada, todas las partes reanudan sus caminos individuales por otros 2000 años más.

Aquí tenemos una lista de los centros geométricos de las Eras más recientes y para las dos Eras futuras: Géminis – Tai Shan, China; Tauro – Monte Belukha, Siberia; Aries – Kun-E-Malek-Siah, Irán; Piscis – Monte de los Olivos, Gran Pirámide; Acuario – Glastonbury-Shaftesbury; Capricornio – cerca de Recife, Brasil – Sagitario – cerca de Manaus, Brasil (Brasil tiene un papel importante en las próximas dos Eras, cerca de 4000 y 6000 AD).

Principales funciones de los Siete Chakras Terrestres

Primer Chakra, Monte Shasta: Genera la fuerza universal de la vida antes de su personificación en formas biológicas.
Segundo Chakra, Lago Titicaca: Regula la introducción de nuevas especias y principales avances evolutivos de la vida en la Tierra.

Tercer Chakra, Uluru y Kata Tjuta: Mantiene la vitalidad y aumenta la salud de todos los seres individuales.
Cuarto Chakra, Glastonbury y Shaftesbury: Desarrolla la habilidad de las formas de vida individual para interactuar entre sí, con amor y compasión, para aumentar las frecuencias de toda vida sobre la Tierra.
Quinto Chakra, Gran Pirámide, Monte Sinaí y Monte de los Olivos: Activa la habilidad de tener una comunicación directa con el Espíritu de la Tierra para entender su Voluntad y alinearse a sí mismo con ese propósito. Es el dialogo entre el huésped de vida – la Tierra – y todos los seres vivos dependientes.
Sexto Chakra, Centro de Activación de la Era: Permite a los individuos participar en las fases principales de avance de la vida en la Tierra durante periodos de tiempo más grandes.
Séptimo Chakra, Monte Kailash: Permite completar la unidad que debe ser establecida entre el propósito evolutivo de la Tierra y los propósitos individuales, en dedicación a la superación de todas las entropías, la eternalización de toda vida.

Esta es una vista ESPECIAL que realizamos en nuestros viajes   organizados a través de las actividades AVALON- MÁGICO FEMENINO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =